Seguramente, habrás oído o leído que, durante el verano, no es recomendable someterse a un tratamiento de cirugía o medicina estética ya que el calor, el sol… pueden repercutir negativamente sobre los resultados. Por una parte, es cierto que debemos protegernos de la exposición solar y utilizar protector solar factor 50 (esto, siempre) si te has sometido recientemente a un tratamiento. Pero, por otra, no es cierto que el calor produzca más inflamación o provoque un mayor sangrado. Por todo ello, hoy queremos contaros algunos tratamientos que SÍ pueden hacerse en verano y otros para los que es recomendable esperar a que llegue septiembre-octubre.

TRATAMIENTOS QUE SÍ PUEDEN HACERSE EN VERANO

    • Tratamientos con ácido hialurónico, botox y otras sustancias de rellenos. Las infiltraciones de bótox y ácido hialurónico son uno de los tratamientos más demandados en verano. Para otros rellenos, consúltalo con el doctor.
    • Tratamientos hidratantes. Al contrario. ¡Son ideales para esta época del año en los que la piel necesita estar más hidratada que nunca!
    • Mesoterapia facial. A pesar de que la corporal no se recomienda, la facial se realiza con una combinación de ácido hialurónico y vitaminas, por lo que no encontramos ningún problema.
    • Aumento de pecho y mastopexia. Las operaciones de pecho son mucho más llevaderas durante el verano que otras como la abdominoplastia. Eso sí, debemos ser responsable con los cuidados recomendados por el doctor para conseguir los mejores resultados. ¿Qué debemos tener en cuenta?
      – Seguir las recomendaciones del doctor sobre la exposición al sol, el uso de sujetadores deportivos, etc.
      – Siempre puedes contar con el equipo Golden para resolver tus dudas.

TRATAMIENTOS QUE NO DEBEN HACERSE EN VERANO

  • Peelings y tratamientos antimanchas. No se deben realizar en verano ya que el rostro queda totalmente expuesto al sol provocando la aparición de manchas e irritación. De hecho, estos tratamientos son ideales para realizarlos antes y después del verano preparando la piel para este, por una parte, y paliando los efectos del verano sobre nuestra piel, por otro.
  • Tratamientos con láser y luz pulsada. Mientras que hay algunos que son totalmente incompatibles con el verano (por ejemplo, la depilación), hay otros que pueden realizarse pero que no son recomendables (por ejemplo, lipoláser). Principalmente, por la comodidad del paciente: deberá sobre-protegerse del sol, pasar mucho tiempo en espacios cerrados con aire acondicionado…
  • Micro-injerto capilar. El sudor no es recomendable para obtener los resultados esperados.

 

Si necesitáis preguntarnos por algún tratamiento en concreto, no dudéis en llamarnos al 954 41 61 00 o poneros en contacto a través del formulario.