Todos hemos visto en la televisión a personajes públicos que, tras un tratamiento de botox, han perdido la expresión natural de su rostro mostrando una apariencia poco natural. Desde Clínica Golden, siempre a favor de la belleza natural del paciente, queremos contarte por qué ocurre esto y cómo evitarlo.

Antes de nada, recordemos…

El botox o toxina botulínica es una sustancia inyectable que consigue suavizar las arrugas del tercio superior del rostro. Su aplicación se realiza mediante pequeña infiltraciones sin necesidad de anestesia ni quirófano. Sus efectos empiezan a aparecer a los 3 días de aplicarse el tratamiento y suelen durar entre 4 y 6 meses.

¿Por qué hay personas que pierden su expresión natural?

Normalmente, el bloqueo de la expresión del rostro suele darse o bien porque se aplica una cantidad en exceso de la sustancia o bien porque no se inyecta en el lugar y a la profundidad correcta. Esto provoca una parálisis total del músculo (en lugar de una relajación) que provoca la pérdida de gesticulación.

¿Cómo conseguir resultados naturales?

Para conseguir los resultados deseados, debemos asegurarnos de que estamos realizándonos el tratamiento en un centro profesional acreditado que trabaja con:

Materiales de calidad. En Clínica Golden, trabajamos con las mejores marcas de todos los productos que utilizamos para la seguridad y tranquilidad de nuestros pacientes.

Profesionales especializados con experiencia. El profesional debe ser preciso a la hora de realizar el tratamiento para inyectar la cantidad idónea, en el lugar exacto y a la profundidad correcto. En Clínica Golden, la Dra. Eva Bautista es una de las pioneras en el tratamiento de la toxina botulínica. En los años que lleva con nosotros, ha asesorado a nuestros pacientes a la perfección con la finalidad de mantener la armonía del rostro.

 

Para finalizar, el botox es un tratamiento que puede aplicarse en cualquier época del año, por lo que es ideal si tienes bodas u otros eventos durante el verano. Puedes solicitar cita en el 954 41 61 00.